El límite de la orientación al cliente: cuando el cliente puede que ya no tenga la razón

“El cliente siempre tiene la razón” reza el manido lema por el que parece regirse la atención a cliente. Así lo hemos internalizado, así intentamos conducirnos y así nos hemos preocupado de desarrollar la competencia de orientación al cliente. Y como principio, como idea rectora, parece bastante adecuada. Como con insistencia nos recordaba Javier Rovira…