Uno de los pilares de mi trabajo y uno de mis valores es el conocimiento.

En él se apoya tanto el trabajo riguroso como la creatividad. Y los libros, los buenos libros, son una de las mejores fuentes de ese conocimiento.